Fiorella Love

segundoFiorella Love

Empecé a trabajar como webcammer hace siete años. Tuve la suerte de encontrarme con un grupo de trabajo FANTÁSTICO como es Red Gate, que te dan toda la ayuda posible para que puedas crecer como modelo. Fui creciendo de menor a mayor, con un ingreso que fue creciendo cada vez más. Gracias a mi trabajo como webcammer, pude comprarme un departamento y dejar de alquilar.

Hoy por hoy ya no trabajo como Webcammer, pero sigo formando parte del equipo de Red Gate que más que un equipo, es una familia ;), para contarles mi experiencia a las chicas que quieren empezar y ayudarlas a que puedan cumplir con todos sus sueños.